<-- ANUNCIO VW VOLKSWAGEN ANULADO A VENCIMIENTO -->

La Guardia Civil evita que una mujer embarazada se suicide ingiriendo pastillas




ALMERÍA HOY / 14·12·2018

Agentes de la Guardia Civil de Almería, reciben aviso mediante llamada telefónica en dependencias oficiales, con la que una mujer informa que su hija embarazada le ha comunicado su intención de autolesionarse.

Tras el aviso, rápidamente se desplazan los agentes al lugar, donde tras tocar a la puerta les abre una mujer con signos de desorientación y somnolencia, a lo que los agentes de la Guardia Civil le preguntan si se encuentra bien, respondiendo la mujer que la dejen en paz.

Los agentes preocupados por el estado de desorientación, insisten en que los deje acceder a la vivienda para hablar con ella y confirmar que no necesita nada, pero la mujer les niega la entrada y cierra la puerta con tan poca fuerza, que queda entreabierta.

Los agentes de la Guardia Civil pueden observar por el hueco de la puerta cómo coge con la mano un tapón de plástico y toma algún sólido que portaba. Ante este hecho los agentes optan por entrar en la vivienda temiendo que esté ingiriendo algún tipo de medicamento que haga peligrar la vida de esta persona.

Una vez en el interior de la vivienda, uno de los agentes de la Guardia Civil sujeta las manos de la mujer mientras el otro consigue que expulse hasta 15 pastillas que tenía en la garganta.

Seguidamente la fuerza actuante avisa a los servicios médicos, mientras atienden a esta mujer mojándole la cara y muñecas con agua para reanimarla y mantenerla consciente, durante esa espera la mujer afirma a los agentes haber ingerido unas 12 pastillas de un medicamento, del que observan los agentes una tableta vacía en una mesa.

Finalmente los sanitarios estabilizan a la mujer, trasladándola al Centro Hospitalario El Poniente de El Ejido (Almería) para un reconocimiento médico.