<-- ANUNCIO VW VOLKSWAGEN ANULADO A VENCIMIENTO -->

Berja no da por perdida Balanegra

Tras el fallo del TSJA avalando la segregación de Balanegra, el Ayuntamiento virgitano estudia recurrirlo ante instancias superiores




ALMERÍA HOY / 16·12·2018

Esta misma semana, el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) desestimaba el recurso de casación presentado por el Ayuntamiento de Berja contra el decreto que daba vía libre a la segregación de Balanegra, esto es, su constitución como municipio 103 de la provincia de Almería

El fallo judicial de la Sala Primera de lo Contencioso-Administrativo subraya que Balanegra cuenta con 2.500 habitantes y «cumple con los requisitos legales». El juez considera que Balanegra es ajena a la actual legislación, vigente desde 2013, y que establece tener al menos 5.000 habitantes para obtener la independencia. El proceso de segregación, en este caso, se inició ocho años antes, cuando «no se había establecido umbral mínimo de población».

El alcalde de Berja, Antonio Torres (PP), ha dicho en declaraciones a ALMERÍA HOY que «aceptamos el fallo judicial, pero no lo compartimos». Preguntado por si el Ayuntamiento virgitano pretende recurrirlo, contesta que «ahora toca explorar todas las posibilidades, y si hay alguna probabilidad, la vamos a emplear».

Cabe recordar que aunque Balanegra dejó de pertenecer al término municipal de Berja en verano de 2015, la segregación de la localidad 103 de la provincia de Almería no parece estar, ni mucho menos, cerrada completamente, toda vez que este 'proceso de independencia' almeriense fue recurrido en su día por el Ayuntamiento virgitano, cuyo alcalde, todavía no descarta seguir pleiteando.

Por su parte, la alcaldesa de Balanegra, Nuria Rodríguez (PP), explicaba a este medio a principios de año que, a efectos prácticos, la segregación de Balanegra «es un hecho». Así, apunta que «no queda pendiente ningún trámite, ningún pago, nada, excepto el recurso judicial». La alcaldesa asegura que «nosotros funcionamos perfectamente, y ya no hay marcha atrás». «Sería inviable una reversión de la segregación», sentencia.