<-- ANUNCIO VW VOLKSWAGEN ANULADO A VENCIMIENTO -->

Una buena noticia para Garrucha


..

ADOLFO PÉREZ

Explico el llamativo titulo de la buena noticia para Garrucha. Creo que es bien sabido que llevo bastante tiempo luchando sin descanso por conseguir que la Agencia Pública de Puertos de Andalucía (APPA) construya la playa que le debe a Garrucha entre el castillo y la gasolinera. Pues bien, el empeño parece que está dando su fruto.

En mi condición de interesado, el Ministerio para la Transición Ecológica (antes Medio Ambiente)me ha enviado copia de la Resolución ministerial de 16 de octubre último mediante la que requiere a la Agenda Pública de Puertos de Andalucía (APPA) para que construya dicha playa. La Resolución comienza así: “Recibido en este Ministerio escrito de fecha 26 de enero de 2018 de D. Adolfo Pérez López, alcalde de Garrucha de 1979 a 1999, y revisado el expediente obrante en esta Dirección General, en asunción de las competencias que emanan de la Ley 22/1988 de Costas, cabe señalar …”
Sigue la Resolución con un recorrido sobre diez antecedentes del asunto que confluyen en las cuatro consideraciones que ha de tener en cuenta la APPA a la hora de ejecutar la Resolución.Y finaliza con dos requerimientos, cuyo enunciado dice así: “Por lo anterior: ESTA DIRECCIÓN GENERAL, POR DELEGACIÓN DE LA SRA. MINISTRA, HA RESUELTO:”

Y continua con el texto de ambos requerimientos, cuyos extractos son:que se construya la playa en cumplimiento de la Declaración del Impacto Ambiental y que la arena acumulada al norte del puerto se incorpore a la playa del sur. Cierra con la firma de la directora general en nombre de la ministra.

Tal Resolución es de obligado cumplimiento para la APPA, so pena de enfrentarse al Ministerio, cosa que no le conviene. El documento de la Resolución lo pongo a disposición de cuantas personas quieran leerlo. Como dice la Resolución, en enero del año actual le escribí a la ministra de Medio Ambiente reclamando la construcción de la playa en cuestión, lo que motivó que en el mes de mayo último me contestara la directora de Costas (Madrid) en el sentido de que se iba a requerir a la APPA para que cumpla el convenio firmado en su día. Requerimiento que, como se ve, ya se ha producido.

Dado que habrá personas que no conozcan el asunto, resumo de lo que se trata.Sobre el año 2003 la Agencia Pública de Puertos de Andalucía (APPA) programó la ampliación del puerto de Garrucha por su lado norte para aumentar la superficie del puerto deportivo. La ampliación suponía invadir 200 de los 350 metros de playa que el municipio tenía por ese lado. Para llevarla a cabo solicitó de la Dirección General de Costas una superficie suficiente del dominio público marítimo - terrestre relativo a la zona portuaria. Según dispone la ley de Costas la ocupación al norte del puerto supone compensar al municipio con otra playa semejante al sur, o sea, desde el castillo a la gasolinera. De modo que en el acta de adscripción del dominio público marítimo - terrestre se incluyeron los siguientes compromisos: crear una playa al sur del municipio de Garrucha equivalente a la ocupada, que debería estar incluida en el proyecto de ampliación del puerto. Que las obras del puerto y la playa se realizarían a la vez. Que la arena extraída del dragado del puerto se depositaría en la nueva playa. Y que la arena que se vaya acumulando al norte del puerto se incorpore a la playa del sur.

En este asunto sucede algo que sorprende, mientras un particular (servidor) intenta lograr la playa que se le debe a Garrucha sin coste alguno para el municipio, en el Ayuntamiento, gobierno y oposición, nada quieren saber, prefieren ningunearme y que se pierda la playa. Así sucedió cuando el año pasado le puse un escrito a la alcaldesa para interesarla en el asunto y no me hizo caso alguno, me ninguneó; es algo penoso, pero es lo que hay. Es preciso tener en cuenta que se trata de una playa que hace mucha falta y que ya estaría beneficiando al turismo de Garrucha si ellos hubieran querido. Siempre he entendido que cuando alguien jura o promete cumplir con los deberes de un cargo adquiere una responsabilidad que compromete. Pues eso.