<-- ANUNCIO VW VOLKSWAGEN ANULADO A VENCIMIENTO -->

Otro empate que sabe a poco




ALMERÍA HOY / 25·11·2018

El Almería empató frente al Nástic, en Tarragona, un partido que debió ganar, aunque también lo pudo perder. De hecho tras el 1-0 a los tres minutos, los de Fran Fernández remontaron con dos goles de Owona, e incluso en el inicio del segundo tiempo tuvieron el 1-3. De este posible marcador se pasó al 2-2 definitivo después de una falta inexistente a favor de los locales, que también tuvieron cerca el 3-2. Juan Carlos Real fue expulsado en el tramo final.

Fran Fernández apostó por el mismo once que la semana pasada hizo un gran partido frente al Deportivo de La Coruña, con el único cambio de Ángel Trujillo por Esteban Saveljich; el argentino se quedó fuera de la convocatoria debido a un proceso febril. Por lo demás, los mismos que empataron, haciendo méritos para ganar, ante los gallegos.

Pero a diferencia de aquel encuentro, el Almería no estuvo acertado en su inicio; tanto que en el minuto 3 encajaba el 1-0; Imanol García se aprovechaba de una indecisión en defensa del conjunto almeriense para adelantar al Nástic en el marcador. Esta circunstancia generó nervios e imprecisiones en nuestros representantes, que tuvieron algún susto más, pero poco a poco se fueron rehaciendo yendo de menos a más.

En el minuto 18 Juan Carlos Real lo intentó desde la frontal del área y el meta local rechazó con apuros. El conjunto de Fran Fernández pasó a llevar la iniciativa y a tener criterio en sus acciones, aunque sin mantener una regularidad porque el rival apretaba. En cualquier caso este Almería tiene argumentos suficientes, y lo demostró porque en dos acciones a balón parado en tan sólo cuatro minutos le dio la vuelta al marcador, con los mismos protagonistas. En el 38 Owona cabeceaba de manera impecable un córner sacado por Juan Carlos Real, y en el 42, una falta lanzada por éste, la remataba, en plancha, el camerunés. Con 1-2 se llegaba al descanso.

El Almería, al contrario de en el primer tiempo, tuvo un excelente inicio en el segundo período hasta tal punto que pudo terminar de encarrilar el partido ya que tuvo clarísimas ocasiones con su fútbol vertical. En el 52 Luis Rioja cabeceó fuera un centro de Álvaro Giménez cuando estaba sólo ante el portero del Nástic, y éste, en el 53, se lució ante un remate de Álvaro Giménez a centro de Juan Carlos Real.

El conjunto almeriense perdonaba, y los locales se vinieron arriba. En el 63 conseguían el 2-2 en una acción a balón parado, tras una falta inexistente, que culminaba Barreiro, y poco después, en el 65, Sabas Coris tuvo el 3-2. El encuentro que parecía que lo había controlado el Almería desde su inicio en este segundo tiempo, cambiaba por completo. Las alternativas se sucedían y los dos equipos buscaban el triunfo… aunque más jugando a la “ruleta rusa” que al fútbol.

Los de Fran Fernández tenían más el balón y buscaban con elaboración llegar arriba; sin embargo el Nástic lo intentaba de manera más directa, aprovechando en muchos momentos las pérdidas almerienses a la hora de generar jugadas. En el minuto 88 era expulsado Juan Carlos Real por doble amarilla, y el 2-2 se valoraba mucho más.