Equo lamenta la presencia de niños en procesiones religiosas en centros públicos

Apuesta porque las religiones y sus tradiciones «se aborden en la escuela desde el ámbito académico, nunca confesional o desde el punto de vista de la fe»


Imagen de archivo.

ALMERÍA HOY / 17·04·2017

EQUO Andalucía ha reclamado este domingo al Gobierno andaluz que «garantice de manera efectiva en las escuelas públicas de nuestra comunidad una educación laica en la que las actividades religiosas no tengan cabida». Así se ha pronunciado el partido tras las imágenes que este año se han vuelto a repetir en algunas localidades «con niños de colegios públicos celebrando procesiones infantiles con motivo de la conmemoración de la Semana Santa».

«La oposición no es a estas procesiones infantiles, sino a que las mismas se realicen en el colegio», apuntan desde EQUO, que considera que la Junta de Andalucía debe garantizar el cumplimiento del Estatuto de Autonomía «y asegurar de forma tajante la neutralidad de las escuelas públicas en lo que a confesiones se refiere».

«El artículo 21 del Estatuto de Andalucía dice: La enseñanza pública, conforme al carácter aconfesional del Estado, será laica. La Consejería de Educación de la Junta de Andalucía, gobernada por el PSOE, mira para otro lado y no entendemos que acepte este uso confesional y adoctrinador de la escuela, ya que ninguna simbología religiosa debería tener presencia en los centros escolares», ha señalado la coportavoz de EQUO Andalucía y parlamentaria, Carmen Molina, indicando que «me parece desacertado que el personal docente, además, se preste y acepte estas situaciones tan impropias de una institución educativa».

El partido verde apuesta así porque las religiones y sus tradiciones «se aborden en la escuela desde el ámbito académico, nunca confesional o desde el punto de vista de la fe». Para EQUO Andalucía, el alumnado debe conocer la historia de las religiones y las tradiciones que las mismas han legado a nuestra cultura, pero sin organizar «actividades que confrontan con el carácter laico que debe regir la educación pública andaluza».

En este sentido, EQUO considera que la organización de estas procesiones en el centro vulnera la libertad de conciencia y religión del alumnado, a los que «en caso de ofrecérsele la oportunidad de no participar, por tener otra opción religiosa o simplemente carecer de ella, se ven discriminados al no facilitárseles una alternativa adecuada».

«La Semana Santa constituye en Andalucía una tradición y una cultura importante para muchas personas, y como tal podría explicarse en los colegios para fomentar la cultura general del alumnado. Pero nunca, en un Estado aconfesional, se podrán realizar actividades religiosas en centros públicos», ha señalado por su parte el también coportavoz de EQUO Andalucía, Francisco Sánchez Molina.